KIDENDA

Hasiera

  • Baliabideak
  • Bilatu
  • Denak ikusi

denda

voluntariado

La Auditoria Social de Kidenda en 2021

Hoy en día, la sociedad neoliberal en la que estamos inmersas solamente entiende la economía y la rentabilidad basada en unos valores que poco tienen de éticos y sociales, concedIendo al beneficio económico un valor y un estatus muy superior a cualquier otra consideración social, cultural y humana.

Pero, ¿quién dice que responsabilidad y rentabilidad no pueden ir unidas? ¿Y, por qué, al hablar de rentabilidad, solamente nos viene a la cabeza la rentabilidad económica? Otras formas de entender y hacer empresa y economía están  surgiendo y poco a poco van abriéndose camino por todo el planeta con una cosa en común: poner la economía al servicio de las personas, siendo así un potente  instrumento de transformación social.

¿Cómo medir esa rentabilidad social asociada a las entidades de Economía Social y Solidaria? Nuestra apuesta es hacerlo mediante el proceso de Auditoría Social.

Los Balances/Auditorías Sociales son herramientas de rendición de cuentas y medida de impacto social, ambiental y de buen gobierno. Las organizaciones que lo hacen pueden usar los resultados para mejorar internamente a la vez que se obtienen datos agregados de los estándares éticos de la Economía Solidaria y el Mercado Social. Los Balances y Auditorías Sociales evalúan de forma sistemática, objetiva y periódica los seis principios de la ESS: política de lucro, democracia y equidad, sostenibilidad ambiental, cooperación, compromiso con el entorno y calidad el trabajo. Resumidamente: los Balances/Auditorías Sociales son herramientas pensadas para las empresas y organizaciones de la Economía Social y Solidaria, y sirven para que...

  • Las administraciones y la ciudadanía nos reconozcan como entidades de la ESS.
  • Podamos formar parte del Mercado Social y las redes territoriales de REAS y hacer visible la ESS del Estado.
  • Podamos auto-evaluarnos y trabajar para la mejora continúa en nuestro funcionamiento interno.
  • Comuniquemos mejor nuestros valores a vuestra comunidad.

Kidenda ha renovado su auditoria social en 2020, y sus resultados están publicados para vuestra consulta.

 

Informe sobre el consumo de Comercio Justo en 2020

3’7 millones de euros fue la facturación obtenida por los productos de Comercio Justo en España durante 2020, lo que supone un crecimiento de 5 millones de euros, un 3,6% más, respecto al año anterior. Pese al aumento global, el Comercio Justo ha sufrido los impactos de la pandemia en su sector más significativo, las tiendas de Comercio Justo, que han registrado 4,2 millones de euros en ventas. Estos son los principales datos del informe “El Comercio Justo en España 2020” elaborado por la Coordinadora Estatal de Comercio Justo (CECJ).

Pese a la pandemia, en el 2020 el consumo de Comercio Justo en España aumentó un 3,6% respecto al año anterior. Se trata de un incremento ligero en relación al crecimiento que se venía registrando en los dos últimos ejercicios, pero que consolida su tendencia al alza y su presencia cada vez mayor en espacios de consumo y en la cesta de la compra cotidiana. El principal factor que ha generado este resultado es el aumento de las ventas de productos con el sello de Comercio Justo Fairtrade y la incorporación de empresas a esta certificación. Con esta cifra global, el consumo medio por habitante en Comercio Justo durante 2020 fue de 3,01 euros, una cantidad que sigue estando muy alejada de otros países europeos.

l impacto de la pandemia se ha dejado notar en los establecimientos minoristas, en particular en las 75 tiendas de Comercio Justo gestionadas por las organizaciones de la CECJ que han acusado un importante descenso de ventas, desde los 5,3 millones de euros de 2019 a los 4,2 millones de euros en 2020. De hecho, esta cifra es la más baja desde el 2008. “2020 ha sido un año muy difícil para las tiendas de Comercio Justo. El cierre motivado por el Estado de Alarma, las restricciones de horario, aforo y movilidad, la imposibilidad de organizar actividades o participar en eventos como ferias o mercadillos, junto a la crisis económica han hecho mella en el sector.

Teniendo en cuenta todo esto, es valorable que las tiendas hayan podido alcanzar unas ventas de 4,2 millones de euros”, explica Alberto Abad, presidente de la CECJ.

Aunque económicamente las tiendas representan un porcentaje minoritario, constituyen el corazón del movimiento del Comercio Justo; son nuestro espacio de encuentro con la ciudadanía y de activismo”, añade A. Abad.

Con este descenso, las tiendas de Comercio Justo representan solo el 2,9% de las ventas del sector. En el otro extremo están los supermercados y grandes superficies donde se produjo el 83,5% de la facturación de Comercio Justo.

Por productos, la alimentación sigue siendo la gran protagonista del Comercio Justo, con más del 97% de las ventas. Y dentro de este bloque, el cacao y los dulces son claramente los productos estrella. Estos generan el 78,4% de la facturación. El café, producto emblemático del Comercio Justo, pierde peso, quedando con un 15% de las ventas. El té y otras infusiones también experimentan un descenso, así como el resto de productos de alimentación (arroz, cereales, pasta, bebidas,…).

Además de las ventas, el informe “El Comercio Justo en España 2020” se completa con varios artículos con los que se quiere poner el acento en la emergencia climática, su relación con el consumo y el modelo comercial global y los efectos que está provocando en las organizaciones productoras y las poblaciones rurales más vulnerables. 

Encuentra el informe completo aquí:

  • KIDENDA
  • 944792862 | Epalza alarguna, 6 | G95235784 | 

  • kidenda.org