KIDENDA

Hasiera

Conoce una nueva cooperativa de Ghana: Global Mamas

Hace un año Kidenda conoció una nueva cooperativa africana de Comercio Justo, Global Mamas en Ghana, desde entonces colaboramos en la venta de sus productos apoyando este bonito proyecto.

En Cape Coast seis mujeres habían iniciado una pequeña producción de telas batik y algunos accesorios que vendían casa por casa en las fiestas de los pueblos. Pronto se dieron cuenta de que necesitaban ayuda para acceder a nuevos  mercados, ayuda financiera y de gestión. De esta necesitad, nació Global Mamas como una cooperativa con los ideales de Comercio Justo. Tenían claro que querían un negocio sostenible a largo plazo y por eso tuvieron siempre estos valores en mente:

 Nuestros valores

Creemos en la fuerza de la comunidad.

Tenemos un compromiso a largo plazo entre nosotras y la organización.

Somos innovadoras dedicadas a la calidad, la creatividad y la mejora continua.

Estamos comprometidas con el logro de la autosuficiencia económica: como individuos y como organización.

Somos parte de una comunidad global que crea un cambio positivo a través del trabajo que hacemos.

Con estos valores, empezaron a funcionar y al principio mandaban unas pocas maletas de producto por año. Ahora envían de 4 a 6 paletts cada mes de productos para su distribución. En 2005, se certificaron como cooperativa de Comercio Justo por la World Fair Trade Organization (WFTO)

Con la idea en mente de mantenerse fiel a sus raíces, mantienen su compromiso con la mejora de las habilidades de sus productoras as al proporcionar formación práctica diseñada para mejorar su talento y administrar sus negocios. Para estas formaciones reciben voluntariado de todo el mundo que les ayuda en estas tareas de diseño, capacitación, marketing, merchandising etc.  Desde el año 2003, cerca de 400 personas voluntarias que representan a 24 países han pasado más de 100.000 horas en Ghana compartiendo su tiempo y habilidades para mejorar siempre la vida de estas mujeres. 

A medida que estas mujeres empiezan a darse cuenta de la tranquilidad de tener una seguridad financiera, se les proporciona apoyo para ayudarlas a gestionar sus ingresos y su economía doméstica. De esta manera, en el año  2015, han apoyado a 288 personas que no pertenecen a la cooperativa y escolarizado a 412 niños y niñas.

Asimismo, ante la necesidad de las productoras en materia de salud, se han realizado formaciones sobre el cuidado en el embarazo, salud reproductiva, higiene durante la menstruación y la importancia del ejercicio fisico.

En Kidenda puedes encontrar, sus telas africanas con coloridos diseños, bolsos, mochilas, carteras, neceseres y bisutería hecha con cristal reciclado. Con estos productos viene adjunta una etiqueta en la que firman las mujeres que la han confeccionado, cerrando el círculo virtuoso del Comercio Justo, donde cliente y productor se pueden dar la mano en una relación beneficiosa para ambos. 

2016ko ekainaren 13