KIDENDA

Inicio

  • Recursos
  • Buscar
  • ver todos

documentación y formación

Encuesta europea sobre moda y consumo responsable

Más del 80% de la población española cree que la ley debería obligar a las marcas de ropa a respetar los Derechos Humanos de todos sus trabajadores.

Con motivo del Día Mundial de los Derechos del Consumidor, 15 marzo, se ha publicado una encuesta que recoge las actitudes de los consumidores y consumidoras de cinco países europeos -Alemania, Francia, Italia, España y Reino Unido- ante el impacto social y medioambiental de la fabricación de ropa y complementos. Dicha encuesta ha sido elaborada por Fashion Revolution en el marco del proyecto europeo Trade Fair Live Fair.

Una mayoría de personas encuestadas exige a las marcas de ropa más transparencia y que tenga en cuenta su impacto social y ambiental, y que adopten medidas que contribuyan a reducir la pobreza, el cambio climático, la protección del medio ambiente o la desigualdad de género.

 

Una de las principales conclusiones de la Encuesta Europea sobre Moda y Consumo Responsable, publicada por la Coordinadora Estatal de Comercio Justo es que el 82 %de la población española cree que la legislación debería obligar a las marcas de ropa a respetar los Derechos Humanos de todas las personas que intervienen en la elaboración de sus artículos.

 

Presentamos algunos datos significativos:

 

Sobre las obligaciones de las empresas

 

Una gran mayoría –el 77 %– también está de acuerdo en que las marcas de ropa deberían estar obligadas por ley a respetar los Derechos Humanos de todas aquellas personas que participan en la elaboración de sus productos.

 

El 81% de la población encuestada en España y el 80% en Italia están de acuerdo en que la ley debería exigir a las marcas de ropa que adopten medidas para proteger el medio ambiente en cada una de las etapas de fabricación de sus productos.

 

La mayoría de los consumidores -el 72 %- también está de acuerdo en que la ley también debería exigir que las marcas de ropa declaren si están pagando un salario justo y digno a sus trabajadores y trabajadoras.

 

 

¿Quién hace mi ropa?

 

A un 59 % de la población encuestada le gustaría saber en qué condiciones se fabrica su ropa. En España, el porcentaje asciende al 62 %.

 

Pago justo

 

Otra gran mayoría un 66% también considera importante que las marcas de ropa publiquen información detallada sobre los salarios y las condiciones de trabajo de los empleados y empleadas en su cadena de suministro global. En particular, el 75 % de mujeres españolas consideran importante que las marcas de ropa compartan información sobre los salarios y las condiciones de trabajo de sus trabajadores y trabajadoras.

 

El 84 % considera que es importante que las marcas de moda atenúen su impacto a largo plazo en el planeta abordando el problema de la pobreza mundial, el cambio climático -un 85 %-, la protección del medio ambiente un 88 % y la desigualdad de género un 77 %.

 

Mujeres productoras de moda

 

El 72 % afirma que las marcas de moda deberían contribuir en mayor medida a mejorar la vida de las mujeres que fabrican la ropa, zapatos y accesorios.

 

El 76 % de la ciudadanía en España y el 75 % en Italia y Francia, que consideran que las marcas de ropa deben esforzarse más para mejorar la calidad de vida de las mujeres que trabajadoras en la producción de moda.

 

Actitudes ante la compra de ropa

 

A la hora de comprar ropa o complementos, casi el 40 % de la población tiene en cuenta las repercusiones sociales y ambientales de la fabricación de las prendas de moda.

Sin embargo, cerca del 60 % de la población no se plantea este tipo de cuestiones.

Entre los aspectos que los consumidores tienen en cuenta a la hora de comprar artículos de moda, el 39 % de las personas encuestadas afirma que lo más importante es el del pago de un salario justo y digno los trabajadores y trabajadoras.

Otros aspectos que también son valorados por los consumidores son la protección del medio ambiente –37%-, las condiciones de trabajo seguras -31%-, la producción local -10%- y el uso de materiales reciclados-6%-.

 

Las mujeres, concienciadas en consumir responsablemente

 

El 48 % de las mujeres españolas y el 46 % de las británicas afirman que es importante comprar ropa hecha por trabajadores y trabajadoras con un salario justo y digno, frente al 35% de las mujeres francesas.

 

Recomendaciones para los Gobiernos y la Ciudadanía

 

A partir de esta encuesta, Fashion Revolution recomienda priorizar una mayor financiación y apoyo técnico desde los Gobiernos y entidades legisladoras, con el objetivo de lograr una producción y un consumo sostenible en la industria de la moda.

 

La mayoría de los consumidores y consumidoras -un 68 %- está de acuerdo en que el gobierno tiene que involucrarse en garantizar que la ropa -incluido el calzado y los accesorios- se produzca de forma sostenible.

 

A la ciudadanía, recomienda dirigirse a representantes políticos electos y pedirles que tomen las medidas necesarias para garantizar que la ropa que compra se ha hecho de manera sostenible y respetando los derechos humanos de trabajadores y trabajadoras.

    tienda online

    voluntariado

    La Auditoria Social de Kidenda en 2021

    Hoy en día, la sociedad neoliberal en la que estamos inmersas solamente entiende la economía y la rentabilidad basada en unos valores que poco tienen de éticos y sociales, concedIendo al beneficio económico un valor y un estatus muy superior a cualquier otra consideración social, cultural y humana.

    Pero, ¿quién dice que responsabilidad y rentabilidad no pueden ir unidas? ¿Y, por qué, al hablar de rentabilidad, solamente nos viene a la cabeza la rentabilidad económica? Otras formas de entender y hacer empresa y economía están  surgiendo y poco a poco van abriéndose camino por todo el planeta con una cosa en común: poner la economía al servicio de las personas, siendo así un potente  instrumento de transformación social.

    ¿Cómo medir esa rentabilidad social asociada a las entidades de Economía Social y Solidaria? Nuestra apuesta es hacerlo mediante el proceso de Auditoría Social.

    Los Balances/Auditorías Sociales son herramientas de rendición de cuentas y medida de impacto social, ambiental y de buen gobierno. Las organizaciones que lo hacen pueden usar los resultados para mejorar internamente a la vez que se obtienen datos agregados de los estándares éticos de la Economía Solidaria y el Mercado Social. Los Balances y Auditorías Sociales evalúan de forma sistemática, objetiva y periódica los seis principios de la ESS: política de lucro, democracia y equidad, sostenibilidad ambiental, cooperación, compromiso con el entorno y calidad el trabajo. Resumidamente: los Balances/Auditorías Sociales son herramientas pensadas para las empresas y organizaciones de la Economía Social y Solidaria, y sirven para que...

    • Las administraciones y la ciudadanía nos reconozcan como entidades de la ESS.
    • Podamos formar parte del Mercado Social y las redes territoriales de REAS y hacer visible la ESS del Estado.
    • Podamos auto-evaluarnos y trabajar para la mejora continúa en nuestro funcionamiento interno.
    • Comuniquemos mejor nuestros valores a vuestra comunidad.

    Kidenda ha renovado su auditoria social en 2020, y sus resultados están publicados para vuestra consulta.

     

    • KIDENDA
    • 944792862 | Viuda de Epalza, 6  | G95235784 | 

    •  kidenda.org