KIDENDA

Inicio

El Día Mundial de los Derechos de las Personas Consumidoras

 

 

Criterios para un consumo responsable y sostenible.

 

 

Llevar a cabo un consumo responsable implica ajustar los consumos a las necesidades reales, preguntándonos si necesitamos realmente aquello que vamos a comprar. En este proceso de toma de decisión es importante valorar:

•       El impacto ambiental, desde el punto de vista del ciclo de vida del producto que compramos, desde la producción, transporte, distribución y consumo hasta los residuos que genera.

•       El tipo de comercio que queremos favorecer.

•       La calidad de lo que compramos, de cara a adquirir bienes más saludables y duraderos.

Para que podamos transitar hacia un modelo de producción consumo más sostenible, es necesario que avancemos en el desacoplamiento que en la actualidad se genera entre la producción y el consumo de recursos naturales, para lo cual se necesita que:

•       Los recursos naturales renovables no se usen a una velocidad superior a su propia tasa de renovación.

•       Los recursos naturales no renovables tienen que ser utilizados a un ritmo equivalente a la tasa de sustitución por otros recursos renovables.

•       La emisión de residuos y contaminación no puede exceder la capacidad de asimilación y autodepuración de los ecosistemas.

Estos criterios o principios operativos deberían aplicarse teniendo en cuenta el conjunto de la realidad mundial, lo cual nos llevaría a reclamar una redistribución de la sostenibilidad desde el Norte al Sur con equidad histórica, presente y futura.

15 de marzo de 2018

    tienda online

    voluntariado

    Folleto de productos de Comercio Justo para caterings.

    30 años lleva ya el Comercio Justo implantado en España pero es ahora cuando empezamos a ver que esta forma de consumo empieza a acercarse poco a poco a algun...